Sin título Sin título Sin título

Biografía Benito Milla

Un genio editorial

Benito Milla Navarro nació en Villena, Alicante, en 1918, y perteneció a la generación que tuvo que partir al exilio originado por la Guerra Civil. En París, entre 1945 y 1949, dirige el semanario Ruta y colabora en otros periódicos y revistas de los exiliados españoles en Francia.

A partir de 1951 y hasta 1967 residió en Montevideo, Uruguay, donde fue colaborador del semanario Marcha y del diario Acción. En este año se traslada a Caracas, donde fue fundador de Monte Ávila Editores.

En 1958 creó la Editorial Alfa y dirigió entre 1951 y 1968 tres revistas de literatura e ideas: Cuadernos Internacionales, Deslinde y Temas. En las publicaciones por él dirigidas acogió tanto a los autores rioplatenses del momento como a los españoles de la diáspora y a las nuevas promociones de la literatura mundial. En sus páginas colaboraron Albert Camus, Ernesto Sabato, Juan Goytisolo, Octavio Paz, Nicolás Sánchez-Albornoz, Mario Benedetti, Carlos Barral, Jean Bloch Michel, Emir Rodríguez Monegal, Ramón J. Sender, Guillermo de la Torre, Herbert Read, René Char...

Una gran parte de su actividad extra editorial estuvo dedicada al periodismo y a la crítica que ejerció en diferentes publicaciones españolas y americanas, pero su interés por la poesía fue tan considerable que en 1963 fue miembro del Jurado del Grand Prix Internacional de Poésie (Bélgica), que se otorgó a Octavio Paz.
Con su regreso a Barcelona en 1980, se inició la última etapa profesional que corresponde al sello de la Editorial Laia.

Biografía Leonardo Milla

Una vida por los libros

Laonardo MillaLeonardo Milla nació en Marsella, Francia el 24 de abril de 1941 y falleció en Caracas, el 21 de febrero de 2008. Francés por el exilio de su padre, Benito Milla, provocado por la Guerra Civil Española. Luego fue criado y formado en Uruguay y Argentina.

Se podría decir que nació para el oficio del libro. Más que un oficio fue una forma de vida que viajó con él por Europa, Uruguay, Argentina y Venezuela. Venezuela fue un hogar, el país que le permitió soñar durante 50 años con el arte de crear y fomentar el pensamiento. Desde hoy, con su lamentable partida, ese legado de entrega y dedicación acompañará al equipo de Editorial Alfa.

En 2008 se conmemoran los 50 años del sello Editorial Alfa, esfuerzo de tres generaciones que sortearon distintas realidades sociales, políticas y culturales, sosteniendo como estandarte su deseo de mantener “un punto de equilibro”.

“Mi padre era un excelente librero y un intelectual autodidacta”, contaba Leonardo Milla. “Mientras yo vendía libros, él hacía una revista donde colaboraban firmas de la talla de Albert Camus y Octavio Paz. A los 20 años de edad, ya era un competidor –interno- para mi padre. Nunca tuve una bicicleta gracias a que él utilizaba todos los fondos para fines editoriales, donde el retorno del dinero es a largo plazo. Pero su visión de la cultura, de la sociedad y de la política me dejó marcado de por vida. Es muy difícil desligar las vivencias, el entorno y ser un editor que no le preocupe la realidad que nos acontece”.

A pesar de las crisis económicas o de los problemas políticos coyunturales, Milla mantuvo firme su convicción de trabajo, siempre interesado por aportar a la realidad venezolana. “El país ha empezado a revisarse política, intelectual y artísticamente. En esa zona de la creación los libros tienen preeminencia, son el vehículo perfecto para la transmisión de las ideas; por supuesto, existen los periódicos y las revistas, pero el volumen del libro permite al autor, mediante el ensayo, establecer un análisis más depurado”.

En Venezuela los trazos de la familia Milla son profundos. Benito Milla fue fundador de Monte Ávila Editores Latinoamericana junto con Simón Alberto Consalvi. Leonardo Milla continuó con el legado de su padre al constituir, en la década de 80's, Alfa Grupo Editorial, cuando ya tenía un gran bagaje como editor independiente en Uruguay y Argentina. Su hijo, Ulises Milla, entregado desde muy joven a la pasión de los libros, continúa hoy esta estirpe de editores con la misma visión de su padre y su abuelo.

El mejor homenaje que puede ofrecer el Grupo Alfa a Leonardo Milla es continuar su trabajo, con la misma pasión, por el mundo del libro en Venezuela.

division superior